HERMANDAD DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LA BUENA MUERTE Y NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS

Sede: Concatedral de San Nicolás.

 

Indumentaria: Vesta y capirote negro, capa de paño roja, cíngulo y guantes rojos. Zapato negro con hebilla de plata. Cargadores: Vesta y verdugo negro.

 

Pasos: Cristo de la Buena Muerte. Anónimo, XVI-XVII.

Nuestra Señora de las Angustias. Francisco Salzillo, 1762.


Fundada en 1927 por un grupo de jóvenes que solicitaron al cabildo de San Nicolás sacar en procesión el venerado Cristo de la Buena Muerte e instaurar la “procesión del silencio”. El Cristo proviene del desaparecido convento de los Dominicos (actual hotel Amérigo), que al demolerse pasa a los marqueses de Río Florido, que lo instalan en un altar de San Nicolás, denominado siglos atrás como el "Crist dels Flares del Rosari". La prometida de D. Manuel Montesinos, fundador e impulsor de la hermandad, Dña. Anita García, sería quien pusiera el nombre de “Buena Muerte” en recuerdo al Cristo de la Buena Muerta de su Málaga natal. De finales del XVI o principios del XVII, todavía desconocemos su autoría, aunque sin duda, estamos ante una de las obras maestras de la imaginería religiosa en Alicante. Dña. Balbina Gómez sería la promotora de la construcción del paso, mientras que los diseños de los paneles labrados serían encargo de D. Heliodoro Guillén. A principios de los años 40 se incorporaría a la hermandad el paso de Ntra. Sra. de las Angustias, del inmortal imaginero D. Francisco Salzillo, una imagen que contaba con cofradía propia antes de la guerra civil y que pertenece a las hermanas capuchinas.

 

El Cristo constituye una de las imágenes de mayor devoción entre el pueblo alicantino y se demuestra con la innumerable cantidad de promesas que acompañan al Cristo durante todo el recorrido. 


Junta Mayor de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Alicante  - Calle Bailén, 20, 2ª Planta

03001 - Casa de la Festa "Manuel Ricarte" - Alicante, España