REAL, MUY ILUSTRE, SANTA Y SACRAMENTAL HERMANDAD DE LA MISERICORDIA DE NUESTRO PADRE JESÚS DEL GRAN PODER Y NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA CORONADA

Sede: Parroquia de Ntra. Sra. de la Misericordia.

 

Indumentaria: Vesta blanca con botones negros, antifaz cubriendo capirote y capa de raso negro, cíngulo dorado, guantes blancos y calzado negro.

Costaleros: costal, chaqueta negra con escudo de la Hdad., faja negra, pantalón y calzado negro (Cristo), pantalón y calzado blanco (Palio).

 

Pasos: Ntro. Padre Jesús del Gran Poder: Antonio Castillo Lastrucci, 1942.

Ntra. Sra. de la Esperanza Coronada: Antonio Castillo Lastrucci, 1943.

 

Web: Hermandad del Gran Poder y Esperanza


Los orígenes de la hermandad se remontan al año 1840, cuando el Ilustrísimo Señor D. Víctor Cristóbal Salvetti, cónsul florentino en nuestra ciudad, trae de su Florencia natal una imagen de la Virgen Dolorosa portando, entre sus manos, una corona de espinas. Dicha imagen, de autor desconocido y perteneciente a una de las mejores escuelas florentinas, podríamos datarla en las últimas décadas del siglo XVIII.

 

La imagen se veneraba en la capilla que la familia Salvetti poseía en el desaparecido Convento de San Francisco, y fue tal la fe y devoción popular que despertó la imagen, que hizo pensar a D. Arturo Salvetti, hijo de D. Víctor Cristóbal, junto a un gran número de vecinos y feligreses, en fundar una Cofradía cuya imagen titular fuese esa Virgen Dolorosa que sostenía la corona de espinas.

 

Finalmente, en el año 1860, se fundaría la cofradía, siendo nombrado primer presidente D. Víctor Cristóbal Salvettti.

 

La Junta de Gobierno se solía reunir en la sala capitular del Convento, donde el Guardián de la comunidad religiosa, custodio de la imagen y enseres de la Cofradía, solía dar exhortaciones, consejos e indicaciones para que fuesen llevados a la práctica por los cofrades, que abonaban mensualmente una cuota de dos reales de vellón para el soporte económico de la corporación.

 

En 1878 se redactan las primeras reglas que fueron aprobadas por el Obispo D. Pedro María de Cubero y López de Padilla que otorgó a la Cofradía sus primeras indulgencias, denominándose “Asociación de la Soledad que tuvo María Santísima al pié de la Cruz”. De 1878 a 1927, todo indica que no procesiona en nuestra Semana Santa, aunque sigue existiendo la corporación, hasta que en 1927 vuelve a reorganizarse la cofradía. Sin embargo, el 11 de mayo de 1931, el convento en el que se veneraban enseres y paso es incendiado dentro de un ambiente anticlerical propagado por toda España, perdiéndose para siempre la venerada Virgen de la Corona de Espinas.

 

Tras la guerra civil la hermandad se reorganiza nuevamente, procesionando una nueva Virgen de la Corona de Espinas bajo palio en 1942, que sería cedida por la familia Salvetti. Una talla que sería sustituida en 1943 por otra del imaginero D. Antonio Castillo Lastrucci bajo una nueva advocación: Nuestra Señora de la Esperanza. En el mismo año D. Antonio Castillo Lastrucci talló la imagen del Cristo del Gran Poder.

 

El 15 de octubre de 2011 fue coronada canónicamente la Dolorosa.