Pontificia, Real, Ilustre, Venerable y Salesiana Hermandad Sacramental de la Santa Cena de Alicante

 

Año de Fundación: 1962

Sede Canónica: Parroquia María Auxiliadora

 

Imágenes:

Grupo Escultórico Santa Cena: Santísimo Cristo de la Sagrada Cena · Juan de Ávalos, Ortega Bru y Vicente Salvador, Apóstoles · Juan de Ávalos, Ortega Bru y Vicente Salvador, 1962

Nazareno

Santísimo Cristo de la Caída · Hernández Navarro 1994

Crucificado

Santísimo Cristo de la Esperanza de los Jóvenes · Anónimo Siglo XIX

Imagen Mariana: María Madre de Misericordia Auxiliadora del Pueblo Cristiano · Hernández Navarro 1995

 

Escudo:

Está compuesto por un Cáliz con la Sagrada Forma sobre Cruz roja de la que emanan rayos. Este escudo ha sufrido ligeras modificaciones a lo largo de los años, desde el primero, en el que sólo aparecía la Cruz y el Cáliz, hasta llegar al actual que va rodeado por el Toisón, y rematado con la Corona Real debido a la otorgación del título de Real a la Hermandad.

 

Indumentaria:

Es tradicional de esta Hermandad portar túnica y antifaz color marfil. Capa, también, en color rojo. El emblema de la Cofradía se podrá apreciar bordado sobre el antifaz. Se completa el hábito con fajín de seda en color rojo, guantes y calcetines blancos y zapatos rojos.

 

Historia:

En el año 1775, tenemos constancia de la Hermandad de la Santa Cena. Nace en el barrio  que surgió en el siglo XV a extramuros de la ciudad  denominado "Raval de la Porta de l'Orta" o "Raval de San Antón". Concretamente en lo que, poco a poco, fue convirtiéndose en una calle de casas humildes y que la gente le daría el nombre de "Calle de la Cena" por custodiarse en ella las imágenes de la Ultima Cena.

 

El arrabal de San Antón fue creciendo a lo largo del siglo XVI. Era un barrio y unas calles muy populares ya que, sus vecinos, pertenecían a la clase baja, según se desprende del vecindario (censo) de 1754 y en el que se censaba el 63,3% de los 570 jornaleros existentes en la ciudad. En el censo de casas-propietarios (justiprecio) de 1756, se cita que dicho arrabal de San Antón contaba con 772, el 27% de las casas existentes en la ciudad. Pero, pese a la importancia del número de sus edificaciones, el valor de las mismas sólo alcanzaba el 11,9% del total urbano, con un valor medio por casa de tan sólo 9,8 libras; no siendo ajena a este hecho la escasa implantación de propiedades de la nobleza titulada, pues el porcentaje de esta sólo suponía el l 0,6%.

 

Todo esto nos da una idea del gran esfuerzo, la religiosidad y el interés, que tuvieron aquellas humildes gentes, para engrandecer la Semana Santa de la ciudad y adquirir al imaginero murciano Francisco Salzillo las imágenes de la Ultima Cena por un coste total de 55.000 reales de vellón.    

 

Hay que indicar que las imágenes adquiridas a Francisco Salzillo, no salieron de sus manos, sino que fueron realizadas por su padre Nicolás Salzillo quien, al morir, las dejó en herencia a su hijo Francisco junto al taller que poseía.

 

Las imágenes eran de vestir y se encontraban repartidas en las casas durante todo el año ya que las dimensiones del "Paso" impedían que este fuera venerado en una iglesia.

 

La presentación procesional a excepción de la riqueza artística del "Paso" era muy pobre. Ni vestas, ni adornos espectaculares, ni acaso la más leve iluminación que la del número de alumbrantes en torno de las imágenes ya que se procesionaba en las primeras horas de la tarde. Formaban largas filas de mujeres del barrio tocadas con negro pañuelo a la cabeza, pasando entre las manos las cuencas del Rosario. La mayoría de los varones, asistían con sus blusones negros formando pequeños grupos.

 

En 1880 el gremio de alpargateros  de Elche adquirió  el conjunto  iconográfico. Por problemas de imposibilidad de procesionar el Paso por las calles de Elche debido a la estrechez de las mismas, el conjunto fue vendido, esta vez, a Cartagena. Allí procesionaron hasta 1949, año en que la Hermandad de "Los Californios" estrenó un nuevo conjunto artístico. En la actualidad ha sido imposible saber el destino que han sufrido aquellas primigenias imágenes salidas de las manos de Nicolás Salzillo

 

Su primer desfile procesional sería el 7 de abril de 1963, Domingo de Ramos, si bien, años más tarde desfilaría el Jueves Santo, como en la actualidad.

 

Cuatro son los pasos de esta salesiana hermandad, venerados en las capillas de la Parroquia-Santuario de María Auxiliadora: la Santa Cena, paso titular de la hermandad, adquirido en la casa Santarrufina de Madrid en 1963. Finalizada la procesión, todos los manjares y viandas de la Mesa son donados a una entidad benéfica, menos las fresas, que por tradición son regaladas a la comunidad salesiana; el Stmo. Cristo de la Caída, esculpido por D. José A. Hernández Navarro en 1994, y que sustituiría al Cristo atribuido a la escuela de Salzillo que se venera en el convento de las MM Capuchinas; el Cristo de los Jóvenes, de autor anónimo, llevado por la sección juvenil; y el paso de palio María, Madre de Misericordia Auxiliadora del Pueblo Cristiano. Obra ejecutada por Hernández Navarro en 1995, que sustituiría a una imagen de Martínez Mataix de 1986.

 

Aportación musical a la Semana Santa

  • Al Cristo de la Caída · Luis Cañizares. Adaptada por Pau Sebastiá. Dedicada al Cristo del mismo nombre de la Hermandad de la Santa Cena. Consta en el repertorio de la Agrupación Musical de La Piedad de Oliva.
  • María Misericordia Auxiliadora del pueblo cristiano · Francisco Carchano Moltó. Año 2018. Marcha de procesión dedicada a la imagen mariana de la Hermandad de la Santa Cena.

Web: Pontificia, Real, Ilustre, Venerable y Salesiana Hermandad Sacramental de la Santa Cena de Alicante